¿Qué son los recursos contenciosos administrativos?

Cuando se niega una solicitud como por ejemplo de residencia o una renovación de un permiso de trabajo o similares se debe presentar lo que se conoce como un recurso contencioso para que un juez tome una decisión a la cual se apela.

En tal sentido, se puede decir que un recurso contencioso administrativo es un mecanismo que se usa en la tutela de los derechos y de los intereses legítimos que pertenecen a los ciudadanos, pero también a organizaciones, empresas y otros organismos para hacer frente algunas determinaciones o decisiones de la administración.

Estos mecanismos o recursos también puede ser interpuestos por la misma Administración para recurrir a sus propios actos o decisiones si se consideran que atentan contra el interés ciudadano.

Tipos de recursos administrativos extranjería

¿Cuáles son las ventajas de presentar un recurso contencioso administrativo?

Con este mecanismo lo que se busca es que se revoque una decisión que ha sido tomada por una instancia y que atienda a la solicitud de quien presenta el recurso.

En el caso de los inmigrantes, se puede usar en caso de que se niegue la nacionalidad española que se a solicitado o para recusar un permiso o solicitud que ha sido denegada.

Se presenta un documento ante un juez alegando los motivos por el cual se recusa la decisión tomada ya por determinada instancia, aunque haya pasado mucho tiempo de ella.

Habrá una nueva oportunidad para que se apruebe la solicitud que se ha hecho inicialmente.

¿Quién puede presentar un recurso contencioso administrativo?

Un recurso contencioso administrativo puede ser interpuesto por cualquier persona física o jurídica. Es decir, una persona actuando en su beneficio propio, una empresa, un sindicato, una organización no gubernamental, un ente de a administración pública como comunidades autónomas o ayuntamientos, etc.

¿Es necesario un abogado o un procurador para presentar un recurso contencioso administrativo?

Las leyes españolas dictaminan que se debe contar con la presencia de un abogado, aunque también se puede usar un procurador, pero siempre que se haga un procedimiento, las notificaciones se les entregarán a los abogados.

A este respecto, para presentar un recurso contencioso-administrativo SI es necesario contar con la representación de un abogado y, en algunos casos, de un procurador.

De acuerdo con la Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, la representación y defensa en este tipo de procedimientos judiciales corresponde a los abogados y procuradores. Por lo tanto, es imprescindible contar con un abogado para presentar un recurso contencioso-administrativo y, en función del importe económico del asunto y de la naturaleza de la cuestión litigiosa, también puede ser necesario contar con un procurador.

En algunos casos, las personas con bajos recursos económicos pueden solicitar la ayuda de un abogado de oficio para representarlos en el procedimiento. No obstante, para acceder a este tipo de ayuda, es necesario cumplir con ciertos requisitos y formalidades específicas, que varían según el territorio y la legislación aplicable.

Ahora bien, si el recurso se interpone ante la Audiencia Nacional, el Tribunal Supremo o frente a un órgano colegiado es necesario que se cuente tanto con un abogado como con un procurador.

Otros artículos que te pueden interesar:

Contenido